jueves, 14 de abril de 2016

Élan (Fuego Interno)

Yo quiero arder en tu fuego interno
Y consumirme entre tu incendio salvaje
Quiero perderme en ese mundo de misterio
Y vencer la vigilia que precede al viaje

Yo quiero enredarme entre tus ramas sólidas
Y ver en el espejo de este secreto insondable
Yo quiero sumergirme en esta quietud sórdida
Un océano de oscuridad y rayos indomables

Y en el medio de la noche brillan tus ojos rojos
Como las llamas que encierras en el fondo de tu ser
Tu fuego interno

Yo quiero construir un muro inexpugnable
De piedra firme como tu oculta voluntad
Yo quiero envolverte como la más suave seda
Y sostenerte como la cama en la que duermes

Yo quiero convertirme en tu ángel oscuro
Y rodearte con mis alas que portan perdición
Yo quiero ser tu augurio de muerte
Quiero devorarte en medio de este dulce fragor

Yo quiero ser la serpiente que te tiente
Quiero ser el santo que te expíe y te redima
Quiero ser tu madre, tu padre y tus hijos
Y todas las almas que tu existencia atestiguan

Y en el fondo de la sombra corre tu sangre hirviendo
Y listas para la batalla parten coléricas tus pisadas
Y en el medio del ruido de la rabia que te atraviesa
Arde tu fuego interno

Porque yo quiero ser como tú
Que inevitablemente te autodestruyes y vuelves a resucitar
Nacimiento y muerte, en un ciclo interminable
Razón y emoción, cuerpo y espíritu, imposible discernir
Porque yo quiero volverme como tú
Que estás en todas y cada una de las cosas vivientes
El pan que derrota al hambre, el hambre que derrota al pan
La sed y la fruta que se cosecha si sabes tener la capacidad
Porque resides en todos nosotros, en la humanidad entera
Y también dentro de mí

Yo quiero erguirme como los pilares de la Tierra
Y someterme encadenado a la lucha que es la vida
Yo quiero volverme como el vagabundo desconocido
Aquel de un sólo ojo que conoce todas las cosas
Y perderme caminando en el horizonte difuso

Yo quiero que cada paso marque una huella imborrable
Y mirar atrás y no poder escapar del pasado (rumbo a un futuro incierto)
Yo quiero forjar el karma que me lleve a buen puerto
Y que este incendio se expanda ahora que sopla el viento
Y que mis ojos brillen rojos en el medio de la noche
Mi amado Élan
Mi fuego interno

De vuelta al ruedo con un nuevo poema...